top of page

Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza ni por obligación, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo necesario, abundéis para toda buena obra; 9 como está escrito: «Repartió, dio a los pobres, su justicia permanece para siempre.» 2 Corintios 9:7-9

PayPal ButtonPayPal Button
Imagen.jpeg

¿Cómo se usan  las ofrendas en la iglesia? 

1. Ayudas Misioneras

2. Ayuda a los necesitados

3. Gastos corrientes de la Iglesia

Proyectos Futuros 

Adquisición de Edificio propio para nuestro servicio de Adoración

bottom of page